17 de Septiembre de 2021
17°
24HS NOTICIAS

Internet por satélite llegaría a Latinoamérica a fin de año

Se trata de los satélites Starlink, un servicio de internet proveído por la compañía Space X, del empresario multimillonario Elon Musk. De momento sólo está disponible la versión Beta en España y en Paraguay llegaría para fines del 2021.
POR 24HS NOTICIAS - 11 de Febrero de 2021 12:52
Internet Starlink es el servicio de Internet satelital que busca poner miles de satélites en órbita para llevar Internet a cada rincón del planeta, incluyendo las zonas rurales con menos cobertura.
Starlink es el servicio de Internet satelital que busca poner miles de satélites en órbita para llevar Internet a cada rincón del planeta, incluyendo las zonas rurales con menos cobertura.

El año pasado se logró ver en nuestro país unas líneas blancas en fila india que se movían en el cielo. Efectivamente eran los satélites Starlink enviados al espacio por el magnate sudafricano Elon Musk, conocido también por manejar la compañía de autos ‘Tesla’, invertir en Bitcoin y por supuesto por manejar la empresa espacial Space X.

 

De momento el internet promovido por Starlink puede ser contratado en ciertas partes de España, Chile, Estados Unidos y Canadá, pero comenzará a funcionar entre mediados y fin de año, siendo su disponibilidad limitada, por lo que la empresa ya ha anunciado que los pedidos se atenderán por orden de llegada. Parte de Sudamérica podrá acceder a ese servicio a fines del 2021, específicamente Argentina, Paraguay, Perú y México. Para el 2022 estará disponible en Centroamérica, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Uruguay.

 

El internet satelital de SpaceX no alcanzará de momento grandes velocidades, según han señalado en la empresa. Durante la fase de pruebas que se puede contratar en Europa y América del Norte, las velocidades pueden variar de 50Mb/s a 150Mb/s y con un retardo necesario para que la señal viaje entre los satélites y los receptores en tierra que son de 20ms a 40ms en la mayoría de los lugares. Esta velocidad está muy lejos del 1 Gbps que había prometido Musk.

 

Starlink se basa en una red de pequeños satélites que se pretende cubran prácticamente toda la tierra, excepto los polos. Si el proyecto llega a su término, durante esta década tendrá 12.000 satélites en órbita, aunque el servicio comienza este año con una primera fase de 1.500. De momento, se han lanzado 1.137 aparatos.

 

Por parte de la empresa advierten que habrá breves periodos de ausencia de conectividad.

 

A medida que lancemos más satélites, instalemos más estaciones terrestres y mejoremos nuestro software de red, la velocidad de los datos, la latencia y el tiempo de funcionamiento mejorarán notablemente

 

Los costos que maneja Starlink para los usuarios son muy elevados; en España el hardware necesario para la recepción de la señal hay que comprarlo y cuesta 499 euros, a los que hay que sumar 60 euros más de gastos de envío y el precio de cada cuota mensual, de 99 euros. Para inscribirse hay que hacer un pago reembolsable de 99 euros.

 

En Latinoamérica ya está disponible en pre-order y cuesta 99 dólares.

 

El costo inicial para el usuario es de 598 dólares; 499 por el kit que incluye la antena circular con trípode el cableado y el router de casa más el costo mensual del servicio de 99 dólares, que deberán ser abonados por adelantado junto con la compra del kit.

 

Sin embargo, para nuestra región y países como España, a esta cantidad se le tendrá que aumentar 60 dólares de envío de los equipos, dando un gasto total inicial de 658 dólares.

 

Los astrónomos y aficionados de la ciencia se han opuesto al proyecto, debido a que cada lanzamiento de Starlink deja una estela de puntos en el cielo, que en realidad son los satélites siendo desplegados a órbita baja. Sin embargo, interfieren en la fotografía del espacio; un caso especial fue el paso del cometa Neowise, el cual fue totalmente opacado por ellos. De igual manera, la presencia de satélites dificulta el estudio de ondas y más fuentes de análisis procedentes del universo.

 

El estudiante graduado del Departamento de Física y Astronomía de UNC-Chapel Hill, Hank Corbett, comentó:

 

Los estudios astronómicos han visto destellos de luz reflejados ocasionalmente desde los satélites; esos destellos pueden causar falsas alarmas en los estudios que buscan nuevos eventos en el cielo

 

TEMAS:
¿Querés enterarte de las noticias MÁS DESTACADAS?

Uno o más campos están vacios