22 de Junio de 2021
18°
24HS NOTICIAS

Avión híbrido reducirá hasta 95% de contaminación

La prestigiosa Massachussets Institute of Technology se encuentra diseñando un nuevo avión híbrido-eléctrico que permitirá disminuir la presencia del óxido de nitrógeno en la atmósfera en un 95%.
POR 24HS NOTICIAS - 01 de Febrero de 2021 13:10
Innovación El avión híbrido-eléctrico del MIT emplearía un 0,6 % más de combustible que un avión común. Sin embargo, la reducción en las emisiones es un gran beneficio que debe considerarse con mayor profundidad.
El avión híbrido-eléctrico del MIT emplearía un 0,6 % más de combustible que un avión común. Sin embargo, la reducción en las emisiones es un gran beneficio que debe considerarse con mayor profundidad.

El nuevo concepto que está desarrollando el MIT traslada los motores al interior de la bodega para lograr reducir la contaminación atrapando el óxido de nitrógeno. Las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx), son una fuente de polución ambiental que al igual que con el avión también son generadas por los automóviles y se han asociado con enfermedades respiratorias y trastornos cardiovasculares.

 

Los detalles del nuevo modelo fueron publicados en la revista Energy and Environmental Science y los autores del artículo son 5 integrantes del laboratorio de aviación y medioambiente del MIT.

 

En el artículo se destaca:

 

Debido a esta configuración, no ha sido posible utilizar dispositivos de control de emisiones, ya que interferirían con el empuje producido por los motores. En el nuevo diseño híbrido-eléctrico, o turbo-eléctrico, la fuente de energía del avión seguiría siendo una turbina de gas convencional, pero estaría integrada dentro de la bodega de carga

 

Por su parte el profesor de aeronáutica y astronáutica del MIT, Steven Barrett, comentó:

 

Es un desafío muy importante para la ingeniería, pero no hay limitaciones físicas fundamentales

 

Si se desea llegar a tener cero emisiones netas en el sector de la aviación, esta es una forma potencial de resolver la parte de la contaminación del aire , sostuvo Steven Barrett.

 

Según el investigador, se han realizado estudios en los últimos años buscando electrificar aviones de menor tamaño, pero para aviones grandes no sucederá a corto plazo, por lo menos no sin una mejora en las baterías o en las pilas del hidrógeno.

 

En la actualidad los aviones son propulsados por motores a reacción que se encuentran debajo de cada ala y los motores cuentan con una turbina de gas que impulsa una hélice para mover el avión en el aire, mientras los gases de escape de la turbina fluyen hacia atrás. A lo que se apunta en el futuro es a accionar un generador en el sector de carga del avión para producir electricidad, que luego impulsaría eléctricamente las hélices ubicadas en sus alas. De esa manera las emisiones producidas por la turbina de gas se introducirían en un sistema de control de emisiones, muy similar a los de los automóviles diésel, evitando que los gases tóxicos vayan directamente a la atmósfera.

 

Según expertos, se habla de que se implementará un sistema eléctrico-híbrido de este tipo en un avión Boeing 737 o Airbus A320 y que por el peso adicional del mismo se requeriría aproximadamente un 0,6% más de combustible para volar el avión. Es decir, no tendría un gran impacto en este sentido.

 

Para poder controlar las emisiones producidas por la turbina de gas y limpiar los gases antes de ser expulsados a la atmósfera, se instalaría en el motor un sistema de Reducción Catalítica Selectiva, como el que desde 1957 controla las emisiones de grandes calderas industriales y se implementó en motores diésel a raíz del Protocolo de Gotenburgo.

 

La nueva tecnología de reducción de contaminación consiste en instalar convertidores catalíticos en la tubería de escape del motor para anular las emisiones tóxicas. Al aplicar el amoniaco como inhibidor, los óxidos de nitrógeno se convierten en agua (H2O) y nitrógeno molecular (N2). Este último es un gas que forma el 78% del aire de la atmósfera.

 

Suscribíte

Enterate de las noticias más destacadas.