24HS NOTICIAS

Maskné una nueva consecuencia de la pandemia del coronavirus

La contaminación medioambiental, el polvo a causa de la sequía, el humo por los incendios, y el uso de mascarillas, generan esta nueva afección en la piel.
POR 24HS NOTICIAS - 13 de Octubre de 2020 15:32 115
Salud Las mascarillas protegen del contagio del coronavirus, pero su uso indebido puede generar lesiones en la piel.  Fuente: Clínica Diego de León
Las mascarillas protegen del contagio del coronavirus, pero su uso indebido puede generar lesiones en la piel. Fuente: Clínica Diego de León

Utilizar mascarilla por un periodo de tiempo prolongado, genera acumulación de oxígeno y dióxido de carbono, y esto a su vez provoca sequedad bucal, sensación de ahogo y problemas cutáneos. El cambio que se genera en la mascarilla, por acto de hablar y respirar ahí dentro, llega a producir problemas inflamatorios de la piel, aumento de eczemas, mayor sensibilidad ante las alergias, etc.


Es ahí que también se produce el denominado Maskné, termino que surge de la unión de las palabras Mask (mascarilla en ingles) y Acné, es utilizada para referirse a una nuevas consecuencias que ocasiona de manera indirecta la pandemia del nuevo SARS CoV-2. La misma se produce debido al cambio de temperatura y acumulación de humedad, sumado a pequeños residuos sucios que contaminan la piel.


El acné es una afección en la piel, y está causada generalmente por la contaminación de los folículos pilosos con grasa y células cutáneas muertas, otras causas son la producción excesiva de grasa o la presencia de bacterias en la piel, además de la actividad en exceso de un tipo de hormona denominada andrógeno.


El maskné es justamente lo mismo, pero producido por el uso de la mascarilla, lo cual acentúa este problema en la piel en el caso de padecerlas, o hace que empiecen a aparecer debido a que la piel no está acostumbrada al material de los tapabocas. Los poros del rostro se taponan fácilmente y más ahora que el aire está contaminado por el humo y el polvo.


Una solución eficaz para este trastorno en la piel es el lavado diario de las mascarillas, la limpieza profunda de la piel, con productos no agresivos, por la mañana y por la noche; la utilización de toallitas húmedas neutras de microfibra, ayuda a evitar la irritación de la piel por la fricción, otra recomendación es cambiar los tapabocas de manera frecuente, y en lo posible no tocarse la cara con las manos sucias.


Si ya padecen de maskné lo más recomendable es acudir a un profesional dermatológico, para recibir un tratamiento personalizado y tratar las consecuencias ocasionadas por el uso de la mascarilla, en lo posible evitar el maquilla y el uso de productos químicos que puedan cubrir más los poros, y buscar productos que puedan hidratar y tratar las inflamaciones cutáneas.