23 de Septiembre de 2021
19°
24HS NOTICIAS

Dermatólogos realizan campaña para crear conciencia sobre el ejercicio ilegal de la medicina y sus consecuencias

Médicos especializados en dermatología presentan una campaña para crear conciencia respecto a los riesgos de tratamientos dermatológicos ofrecidos por profesionales que carecen de formación competente.
POR 24HS NOTICIAS - 27 de Julio de 2021 12:48
Salud La campaña presenta una situación en donde se presentan objetos no legítimos y personas disfrazadas de médicos a un grupo de espectadores.
La campaña presenta una situación en donde se presentan objetos no legítimos y personas disfrazadas de médicos a un grupo de espectadores.

Esto es para evitar casos cada vez más frecuentes de diagnósticos incorrectos, secuelas y otras consecuencias negativas debido a diagnósticos, recetas y procedimientos   realizados por personas sin la competencia debida.

 

En un contexto en donde la preocupación por el cuidado de la piel aumenta, la SOPARDER impulsa una campaña a través de las redes sociales para crear conciencia en la ciudadanía sobre los riesgos de acudir a profesionales no competentes para cuidar la salud y aspecto de la piel.

 

Por medio de audiovisuales y fotografías de casos reales, la campaña “A simple vista, todos parecen confiables.” busca instalar como mensaje la importancia de distinguir entre profesionales competentes en la materia, es decir, médicos dermatólogos, y aquellos que ofrecen servicios para los cuales carecen de la preparación adecuada.

 

La campaña presenta una situación en donde se presentan objetos no legítimos y personas disfrazadas de médicos a un grupo de espectadores. Cabe destacar que el grupo del experimento pudo reconocer los objetos, pero no pudo hacer lo mismo con los falsos doctores.

 

De esta manera, la propuesta busca demostrar cómo a diario la ciudadanía está expuesta a miles de productos y supuestos profesionales que parecen ser lo que no son. En el caso de la salud y la estética, este hecho repercute en altos riesgos para la vida y salud.

 

En el marco de esta propuesta, SOPARDER resalta que el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS) advierte que los tratamientos de la piel deben ser realizados únicamente por médicos especialistas.

 

Cualquier aplicación de sustancias, rellenos, así como todo procedimiento quirúrgico e invasivo son competencia exclusiva de profesionales médicos y bajo ningún concepto pueden ser realizados por personas que no posean formación en medicina.

 

De igual manera, estos procedimientos no pueden ser ofrecidos en consultorios, centros odontológicos, spas, peluquerías, centros de estética u otros establecimientos que no cuenten con especialistas médicos habilitados por el MSPBS.

 

Tanto la SOPARDER como el MSPBS expresan preocupación ante el incremento de ofertas por personas no competentes, quienes, sin contar con la formación apropiada, brindan servicios de tratamiento constituyendo estos casos un ejercicio ilegal de la medicina estética y poniendo en peligro de esta manera la vida, salud y bienestar de pacientes.

 

Sabemos que el rubro de la estética es uno particularmente muy lucrativo, es por ello que cada vez más personas ofrecen servicios de este tipo, más aún en un panorama económico donde la búsqueda de ingresos es prevalente. Sin embargo, en varios casos vemos que hay personas que comienzan a abarcar áreas para las que no tienen competencia. Los dermatólogos recibimos cada vez más pacientes que consultan a causa de mala praxis de otros profesionales que brindan tratamientos sin tener la formación adecuada, afirma la Dra. Fátima Agüero, de la SOPARDER.

 

En este sentido, los profesionales de dermatología agremiados señalan que los cosmetólogos, técnicos, influencers, skin coachers, odontólogos o incluso médicos que no posean la especialización en dermatología carecen de la misma experiencia y conocimientos que un dermatólogo sobre cuidados de la piel, pelo y uñas.

 

Así, los dermatólogos son los únicos médicos especialistas entrenados de manera extensiva para poder prevenir, tratar y revertir las alteraciones en la piel, pelo y uñas además de que están capacitados para identificar y tratar las posibles complicaciones que pudieran aparecer pudiendo realizar de forma segura tratamientos como rellenos, bioestimuladores, láseres, peelings, radiofrecuencia, entre otros.

 

La SOPARDER resalta que los procedimientos estéticos de la piel no son inocuos. Una mala praxis puede ocasionar graves consecuencias para la salud, dejar secuelas de por vida y afectar significativamente el aspecto físico. Los dermatólogos agremiados señalan que esta impericia puede desembocar, por ejemplo, en infecciones fatales, o incluso cegueras, embolias, entre otros.

 

Aunque los tratamientos sean solamente estéticos, es decir, que solamente busquen mejorar la apariencia sin tratar afecciones, pueden ocasionar graves consecuencias en manos de personas que no hayan recibido la formación adecuada. Solamente un médico especializado, que haya pasado por la residencia médica, que posea los años de estudio y de experiencia, con las herramientas, instrumentos y protocolos adecuados, podrá garantizar la mayor seguridad posible para los pacientes ya que siempre pueden existir complicaciones y efectos adversos, pero un médico correctamente entrenado sabe identificarlos inmediatamente y revertirlos o tratarlos a tiempo, explica la Dra. Agüero, de SOPARDER.

 

Otro riesgo no menor es la falta de un diagnóstico oportuno del cáncer de piel, en preocupante aumento a nivel país. Cabe destacar que el cáncer en general representa una de las causas más importantes de morbilidad y mortalidad en Paraguay.

 

En los últimos años hemos visto un incremento notable de  ofertas en las redes para tratar manchas y lunares. Es muy importante destacar que muchas de estas lesiones pueden ser precancerosas o cancerosas y que la detección temprana es clave para el tratamiento y esto solo puede darse si se consulta a tiempo con un médico dermatólogo, oncólogo o cirujano plástico. Por este motivo es importante que toda persona realice un control de manchas y lunares de forma anual con los profesionales entrenados para la detección y tratamiento de este tipo de lesiones, explica la Dra. Fátima Agüero, de SOPARDER.

 

La SOPARDER indica que aún es necesaria mayor consciencia en la sociedad paraguaya sobre la importancia del cuidado de la salud de la piel, cabello y uñas. Los pacientes consultan con un médico especialista en dermatología solamente una vez que una enfermedad o molestia se agrava, por lo que es importante hacer hincapié en la detección temprana y en las consultas regulares.

 

Aumentan consultas debido a casos de mala praxis

 

Por una cuestión cultural, los paraguayos recurren más a tratamientos caseros o consultas con otro tipo de profesionales ya que por lo general son de más fácil acceso y presentan alternativas más económicas frente a las ofrecidas normalmente por los médicos competentes.. Sin embargo, los riesgos a la salud son múltiples y los dermatólogos enfrentan una crecida de casos de pacientes que consultan debido a la mala praxis y secuelas.

 

Nos preocupa como gremio el aumento de pacientes que recurren a nosotros porque los tratamientos caseros dejaron secuelas, o porque tuvieron consecuencias graves al acudir a profesionales menos entrenados. Tenemos casos de personas que arrastrarán durante toda su vida los efectos de un tratamiento mal hecho, otras que perdieron la vista a raíz de haber acudido a alguna persona que les ofreció un servicio más económico. Someterse a tratamientos realizados por personas sin la competencia debida puede ser más fácil y barato, pero así se arriesga la vida y la salud, y eso no tiene costo.

 

3 motivos para acudir a un médico dermatólogo y no a otro profesional

 

Otoño e invierno ofrecen la época perfecta del año para diferentes tratamientos que permitan potenciar la salud y el aspecto de la piel. Estas estaciones además, de acuerdo a la Sociedad Paraguaya de Dermatología, nos sirven de recordatorio para realizar la consulta anual recomendada a un médico especializado en dermatología

 

  • Un médico dermatólogo posee formación necesaria, realizada entre 10 y 12 años, para el correcto diagnóstico, seguimiento y tratamiento de la salud de la piel, cabello y uñas. Según la Sociedad Americana de Dermatología son alrededor de 3.000 las enfermedades de la piel; por este motivo, la dermatología implica mucho más que solo estética, es entender de forma integral las causas y tratamientos adecuados para las diferentes condiciones que pueden aparecer en la piel, cabello y uñas.

 

  • En muchos casos el diagnóstico correcto requiere análisis de sangre y algún estudio específico de los lunares como la dermatoscopia o la histopatología para descartar las posibilidades de un cáncer de la piel. Así mismo, hay tratamientos de la piel que requieren inyectables, medicamentos orales, que un dermatólogo podrá administrar adecuadamente.

 

  • En caso de que un paciente acuda para un tratamiento cosmético, el dermatólogo puede evaluar alguna lesión que contraindique el tratamiento. Así mismo la presencia de ciertos signos pueden indicar que un procedimiento estético puede ser contraindicado y varias enfermedades pueden agravarse con tratamientos no adecuados.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre dermatólogos y otros profesionales como cosmiatras, cosmetólogas y esteticistas?

 

En primer lugar, es importante siempre acudir a médicos. El diagnóstico, tratamiento, seguimiento y supervisión de la salud de la piel, cabello y uñas debe ser realizado por un médico formado específicamente en dermatología. Solamente el médico que se haya especializado en dermatología, y no en otra especialidad, posee la competencia necesaria para reconocer y tratar las miles de enfermedades de la piel y anexos.

 

La consulta con el médico dermatólogo no puede sustituirse con la de otro profesional, y debe realizarse al menos una vez al año o con la frecuencia estimada por el dermatólogo de acuerdo al caso.

 

Los cosmiatras, cosmetólogos, esteticistas son profesionales entrenados para realizar tratamientos de hidratación, mejoría y rejuvenecimiento de la calidad de piel en pieles sanas y deben trabajar en conjunto con los médicos especialistas como dermatólogos o cirujanos plásticos, es decir, con el seguimiento y supervisión de estos últimos .Es importante señalar que ellos no pueden diagnosticar o tratar enfermedades de la piel.

 

En otras palabras, los pacientes pueden acudir a cosmiatras, cosmetólogos o esteticistas siempre y cuando los pacientes consulten regularmente con un médico dermatólogo y toda vez que estos profesionales no médicos no brinden tratamientos para los cuales es indispensable contar con formación médica.

 

Algunos mitos frecuentes en Paraguay sobre el cuidado de la piel

 

  • Tratamientos caseros para el acné: Falso. En muchos casos las personas se automedican, emplean productos caseros o se aplican medicación recetada por farmacéuticos, bioquímicos u otros profesionales no especialistas en dermatología. Esto da como resultado el empeoramiento o alteración de lesiones u otras complicaciones. Bajo ningún concepto el acné debe ser tratado de manera casera o por profesionales no competentes. Ante problemas en la piel, el cabello, mucosas o uñas es importante consultar siempre con dermatólogos.

 

  • Usar protector solar solo una vez al día y solo al aire libre: Falso. Paraguay por su ubicación geográfica está particularmente expuesto todo el año a rayos ultravioletas que pueden provocar cánceres y otras afecciones de la piel. Es importante la aplicación de protectores solares en las cuatro estaciones, cada 2 horas, aunque se esté en ambientes cerrados y aún en tiempo nublado.

 

  • El acné mejora solo con la limpieza del rostro: Falso. Mejora solamente con tratamiento médico adecuado administrado por un dermatólogo. El acné es una enfermedad multifactorial, es necesario identificar las causas desencadenantes en cada paciente para poder tratarlo correctamente y el dermatólogo es el médico entrenado y especializado en ello.

 

TEMAS:
¿Querés enterarte de las noticias MÁS DESTACADAS?

Uno o más campos están vacios