24HS NOTICIAS

La facilidad de hacer gelatina de frutas en casa

La elaboración de alimentos naturales son mucho más saludables, por lo que se recomienda siempre preparar las comidas o postres de manera casera, y evitar los ingredientes artificiales.
POR 24HS NOTICIAS - 25 de Noviembre de 2020 18:00
Gourmet Es mucho más saludable consumir gelatina de frutas naturales, antes que las compradas en el súper, las cuales tienen conservantes, colorantes y saborizantes artificiales.  Fuente: Kiwilimón
Es mucho más saludable consumir gelatina de frutas naturales, antes que las compradas en el súper, las cuales tienen conservantes, colorantes y saborizantes artificiales. Fuente: Kiwilimón

Muchos creen que consumir gelatina del super puede ser saludable para el organismo, pero te sorprenderá saber cuán dañinas pueden ser, debido a los componentes netamente artificiales com los cuales están elaborados. Entre los ingredientes que la integran está la elevada cantidad de azúcar, los conservantes, colorantes y los saborizantes artificiales, que lejos de aportar verdaderos nutrientes, con el tiempo pueden dañar el estómago y los riñones.

 

Nunca los alimentos procesados podrán ser más nutritivos que los elaborados de manera natural, de ser posible en casa y bajo tu propia supervisión, esto se aplica en todas las variedades ya que los embazados contienen alto contenido de conservantes que, si bien cumplen con la función de mantener a los alimentos, y evitar que se descompongan, no dejan de ser un químico que a la larga pueden dañar al organismo.

 

Claramente las gelatinas de frutas artificiales no están exentas, por ello te presentamos una opción para hacer tu propia gelatina de frutas con ingredientes naturales, sencillos paso y mucho más saludables para el organismo. Lo primero es saber que se puede utilizar casi cualquier tipo de fruta, puede ser el zumo o incluso un puré de las mismas, se puede usar tanto edulcorante como también azúcar.

 

Otro dato no menos importante es conocer el tipo de frutas que no son recomendadas, no porque no sean suficientemente saludables, o porque puedan dañarnos, sino porque por la textura de las mismas no llegan a espesarse o gelatinarse, por lo que muy probablemente termine saliendo un jugo concentrado, pero que no tenga un sabor muy agradable para el paladar, debido a la mezcla con los demás ingredientes.

 

Estas frutas son las piñas, kiwis, mangos, higos, mamón y guayaba; las futas aptas para la elaboración de las gelatinas son las sandias, los cítricos como la naranja, el limón o la mandarina; además las manzanas y peras, entre otros. El primer procedimiento es hacer zumo o puré de las frutas elegidas, alcanzar un aproximado de 2 tazas bien cargadas, el espesor depende de cada persona, si se quiere más ligero se agrega un poco de agua.

 

Posteriormente se procede a agregar en una taza de agua la gelatina natural, en el caso de las sandías que tienen más jugo que las otras frutas, la gelatina se disuelve en el jugo de la sandía sin agregar agua, como con las otras frutas. Una sola de las tazas obtenidas se vierte en el agua con la gelatina, se cocina a fuego lento revolviendo constantemente.

 

Después se retira del calor y se agrega el resto del puré o zumo de la fruta, se mezcla en la totalidad y endulzar a gusto con miel, edulcorante o azúcar, si se prefiere al natural, también es una opción sumamente válida. Para terminar el procedimiento se vierte el preparado en un recipiente grande o en pequeños potes individuales, también a preferencia de cada uno, se le pueden agregar trocitos de la fruta o combinarla con otras.

 

Esto se lleva al congelador por unas horas, después se puede servir como media mañana, como postre después del almuerzo, merienda en la tarde o incluso como una ligera y nutritiva cena; lo importante es saber que este alimento, hecho netamente al natural y sin exceso de azúcar, puede convertirse en un excelente aliado para este verano, debido a su composición de frutas, las cuales aportan nutrientes, vitaminas y antioxidantes, además de levantar las defensas e hidratar la piel.

TEMAS:

Recientes

Más leídas