28 de Julio de 2021
24HS NOTICIAS

La ayuda divina del que hablan

Se disputaban la final de Copa América entre Argentina y Brasil en el Maracanã e Italia vs Inglaterra en Wembley, templos del fútbol mundial.
POR 24HS NOTICIAS - 13 de Julio de 2021 15:30
Fútbol Messi buscando en su 4ta final romper ese maleficio ante el Brasil de Neymar, en su casa, en su templo! Y por el otro lado el astro brasileño continuar con la imbatibilidad de la canarinha jugando de local con 5 finales ganadas y todas jugadas en Brasil.
Messi buscando en su 4ta final romper ese maleficio ante el Brasil de Neymar, en su casa, en su templo! Y por el otro lado el astro brasileño continuar con la imbatibilidad de la canarinha jugando de local con 5 finales ganadas y todas jugadas en Brasil.

Ni el mejor guionista podía lograr un desenlace como el que tuvimos, llamada a la historia, donde los protagonistas debían ser o no ser, parafraseando la clásica frase.

 

Messi buscando en su 4ta final romper ese maleficio ante el Brasil de Neymar, en su casa, en su templo! Y por el otro lado el astro brasileño continuar con la imbatibilidad de la canarinha jugando de local con 5 finales ganadas y todas jugadas en Brasil.

 

Por el otro lado del mundo, Italia e Inglaterra se enfrentaban por la final de la Eurocopa, una que buscaba el renacimiento como potencia mundial y la otra tratando de ganar su primera copa de Europa y juntando en casa.

 

El fútbol tiene sus cosas, siempre digo que da en el momento justo, pero también te quita, aunque a veces no podamos comprender, pero a la larga con todo lo que llegas a vivir todo se equilibra al final. Cómo dijo una vez Bielsa en uno de los videos que se convirtió en viral tras una derrota” hay que tragar veneno, hay que aceptar la injusticia, que en el fútbol y en la vida, todo se equilibra al final” y fue eso lo qué pasó.

 

Para Messi, Di Maria, Agüero, Otamendi, los chicos de la “vieja guardia” que se tragaron de todo. Di Maria en una entrevista a ESPN manifestó “mis amigos me dicen, si yo fuera vos, me quedaba a disfruta y tomar unos mates o salir a cenar por Paris, y yo les respondo, prefiero que me puten 45 millones de argentinos y venir a vestir la camiseta de la selección”.

 

Fue parte de la generación que llegó a 3 finales consecutivas, una de copa del mundo y dos de Copa America. Messi tuvo 4 finales y las perdió todas! ¡Esta era la vencida! ¡Esta tenía que ser! ¡La historia lo va a recordar por la eternidad! Lo logró, tras 28 años de sequía a nivel selecciones, en el Maracanâ y ante Brasil. Por el otro lado, Bonucci y Chiellini habían perdido finales de Champions, de Eurocopas y siguieron intentando. En la última lo lograron, tuvieron que pasar años y no se rindieron, insistieron porque allá en el fondo de su ser, el deseo de lograr algo con la selección mayor, los impulsó.

 

¡Muchos dirán también que lo divino estuvo presente! Figura de Argentina, amo y señor en Italia, Maradona dio una mano desde donde estuvo y está. Creer o no, pero Argentina e Italia fueron campeonas de América y Europa en el mismo fin de semana ante rivales eternos. Brasil e Inglaterra. Y los medios argentinos e italiano se tomaron el atrevimiento de pedir un partido homenaje para Maradora entre Argentina e Italia donde sea, pero por el 10. Para celebrar en memoria de él y darles las gracias por la ayuda divina.

 

¿Querés enterarte de las noticias MÁS DESTACADAS?

Uno o más campos están vacios