23 de Septiembre de 2021
19°
24HS NOTICIAS

Reminiscencia es lo nuevo de Warner Bros

De la guionista, directora y productora Lisa Joy llega el thriller de acción de Warner Bros. Pictures, “Reminiscencia”, protagonizado por Hugh Jackman, Rebecca Ferguson y Thandiwe Newton. Nick Bannister (Jackman), un investigador privado de la mente, navega por el sombrío y seductor mundo del pasado ayudando a sus clientes a acceder a recuerdos perdidos. Mientras vive en los límites de la inundada costa de Miami, su vida cambia para siempre cuando acepta a una nueva cliente, Mae (Ferguson).
POR 24HS NOTICIAS - 18 de Agosto de 2021 13:45
Series y Películas

Un simple asunto de objetos perdidos se convierte en una peligrosa obsesión. Mientras Bannister lucha por encontrar la verdad sobre la desaparición de Mae, descubre una violenta conspiración y ha de responder en última instancia a la siguiente pregunta: ¿hasta dónde llegarías para aferrarte a tus seres queridos?

 

Junto al nominado al Oscar, Jackman ("Logan", la franquicia X-Men), Ferguson (la próxima "Dune", las películas de " Mission: Impossible") y Newton, ("Westworld", "Solo: A Star Wars Story"), la película está protagonizada por Cliff Curtis ("The Meg", "Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw"), la nominada al Oscar, Marina de Tavira ("Roma"), Daniel Wu (TV "Into the Badlands", "Warcraft"), Mojean Aria (TV "See" y "Dead Lucky"), Brett Cullen ("Joker"), Natalie Martínez ("The Stand" y la serie "The Fugitive"), Angela Sarafyan ("Westworld") y Nico Parker ("Dumbo").

 

Joy ("Westworld") hace su debut como directora de largometrajes con “Reminiscencia”, y dirige su propio guion original. La película fue producida por Joy, Jonathan Nolan, Michael De Luca y Aaron Ryder. Los productores ejecutivos fueron Athena Wickham, Elishia Holmes y Scott Lumpkin.

 

El equipo creativo de Joy incluyó a varios de sus colaboradores de "Westworld", como el director de fotografía Paul Cameron, el diseñador de producción Howard Cummings, el editor Mark Yoshikawa y el compositor Ramin Djawadi, junto con la diseñadora de vestuario Jennifer Starzyk ("Bill & Ted Face the Music").

 

Warner Bros. Pictures presenta una producción de Kilter Films / Michael De Luca / Filmnation, una película de Lisa Joy, “Reminiscencia”. La película será distribuida en todo el mundo por Warner Bros. Pictures. El estreno en cines a nivel nacional está previsto para el 20 de agosto de 2021 y estará disponible en HBO Max en UHD, HDR10, Dolby Vision y Dolby Atmos en dispositivos compatibles durante 31 días desde el estreno en cines.

 

“Reminiscencia” está clasificada como PG-13 por violencia fuerte, contenido de drogas en toda la película, contenido sexual y algo de lenguaje soez.

 

https://boletos.reminiscenciaspelicula.com/

 

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

 

Durante todo su primer embarazo, Lisa Joy nunca se separó de su laptop. La coincidencia de los momentos culminantes de una profunda pérdida y de una nueva vida avivó la chispa creativa que la impulsó a explorar el tema preponderante de la memoria dentro de un mundo totalmente creado y de género.

 

La cineasta afirma: "Algunos de los momentos más increíbles de nuestras vidas están encerrados en nuestras cabezas; son las historias que revisamos una y otra vez las que hacen que nuestra vida valga la pena. A veces, esas historias no se comparten con nadie más y, entonces, cuando uno se va, ellas se van. Al final, creo que todos nos convertimos en historias. Nos fusionamos en un par de frases a través de las generaciones, y siempre he pensado: 'Intenta que tus frases sean buenas, que añadas más alegría a este mundo de la que le has quitado'".

 

A pesar de toda la perspicacia cinematográfica y las referencias fílmicas presentes en la obra de Joy, resulta quizá sorprendente que no haya crecido imbuida en el arte del cine. Su verdadera instrucción y aprecio por los clásicos comenzó cuando estaba en la universidad, trabajando como au pair en su último año para "financiar el trabajo en revistas literarias en Nueva York".

 

Cuando su pequeño a cargo estaba arropado por la noche y sus padres habían salido, Joy se metía en la cama y veía películas antiguas. Confiesa: "El cine negro me atraía mucho, del mismo modo que la mitología. Ambos tratan de personas complejas en un mundo que puede ser oscuro, cruel y sin ley. No hay héroes ni víctimas definidos. La complejidad de esos personajes que navegan por ese mundo es lo que me atrajo. Al escribir “Reminiscencia”, quise profundizar aún más en esa complejidad, dándole un giro a las nociones tradicionales del cine negro... empezando por el propio término "negro". Estamos acostumbrados a que ese tipo de películas sean muy oscuras y yo quería que estuvieran inundadas de luz y belleza natural, porque a veces las cosas más oscuras se esconden en los entornos más hermosos".

 

El productor Jonathan Nolan -cofundador junto a Joy of Kilter Films- recuerda su primera reacción ante el guion: "Lo leí y me quedé completamente atónito. Había hecho referencia a algunas de mis películas favoritas, el cine negro y las películas clásicas, más ricas, en las que realmente se podía jugar con cuestiones de carácter, destino, memoria... Había tomado todas esas ideas y les había dado la vuelta, de arriba abajo. Las hizo estallar en pedazos y las volvió a armar de una manera impresionante. Ella vendió el guion. Después, tras un par de años de suave insistencia de sus amigos y mía en que la mejor directora para el proyecto sería ella, con su increíble precisión y dedicación habituales, se dispuso a darle vida".

 

El productor Michael De Luca relata: "Ser partícipe de este arco que Lisa Joy ha experimentado ha sido inmensamente gratificante. Ella estaba explotando realmente cuando la industria comenzó a vivir 'Westworld', y luego haber comenzado este guión justo antes de todo eso. “Reminiscencia” es una obra embriagadora que incluye los mismos debates reflexivos que están presentes en "Westworld" y, al igual que ésta, juega con muchos géneros: acción, thriller, misterio y romance. Lisa equilibra su narración con temas realmente resonantes, pero nunca se interponen en el camino del disfrute palomero de su manera explosiva de narrar".

 

Su colaborador, amigo y productor desde hace tiempo, Aaron Ryder, recuerda: "Todo el mundo respondió a la inteligencia del guion. A medida que se iba abriendo camino, Lisa venía y hablaba conmigo sobre cómo estaban las cosas. Luego, en un momento dado, decidió: "¿Qué estoy esperando? Debería hacer esto". Había otras oportunidades que se le habían presentado, otras cosas que podría haber dirigido. Pero fue su apasionada e inquebrantable determinación de contar esta historia específica, que necesitaba ser contada en este momento. Cada película tiene un momento. Estoy feliz de haber formado parte de este momento".

 

En el caso de su protagonista, la reputación de la directora le abrió la puerta, pero la mercancía -incluso la promesa de la misma- cerró el trato. Hugh Jackman cuenta: "Cuando me reuní con Lisa, me había enseñado algunas imágenes y entendía de qué iba la película en general, pero no había visto el guion. Y ya estaba entusiasmado con él. Me entusiasmaba el mundo de la película. Estaba entusiasmada con el personaje y realmente entusiasmado con ella como guionista y directora. Creo que tiene un talento increíble, pero cuando la conocí en persona, desprendía un aire de confianza y seguridad, no sólo sobre el material, sino sobre cómo iba a abordarlo. Su pasión por él. Es raro que yo sienta al instante esa corazonada de 'tengo que hacer esto' y, para ser sincero, lo sentí a las 20 páginas de recibir el guion".

 

Rebecca Ferguson también respondió a Joy y a su forma de expresarse, tanto oralmente como en la página. Ferguson dice: "La forma en que escribe Lisa tiene una poesía, una musicalidad que no suena ridícula. Como actor, me hace querer ser absolutamente sincera con cada una de las palabras. Creo que, aparte de la escritura, lo primero que me enamoró fue que Mae era retratada de muchas maneras diferentes. Se la retrata a través de las ideas que los demás tienen de ella. Su existencia está definida por cada persona que cree verla. Al hablar con Lisa, me pregunté quién es Mae. ¿Cuál es su verdadera identidad? ¿Cuándo se le escapan las cosas? Nunca había hecho algo así. Al final creé una línea de tiempo de Mae, y se trataba de empezar por el medio y trabajar con ella, tanto hasta el final como hasta el principio. Fue increíble".

 

Para el papel de Watts ‒el ayudante de campo de Nick Bannister, apoyo y colega en un mismo paquete‒ Joy recurrió a la "inimitable" Thandiwe Newton. Newton revela: "Cuando apareció ‘Reminiscencia’, tardé una semana en darme cuenta de que Lisa quería que formara parte de su primer largometraje. No creo que sea una opción obvia tenerme en el papel, pero ahí es donde ocurre la magia, cuando te encargan hacer algo audaz, algo diferente, para utilizar tus habilidades actorales para transformarte. Lisa me vio como Maeve en "Westworld" y tuvo la firme sensación de que podía crear ese personaje, algo que ha sido una de las mejores cosas que me han sucedido personal o profesionalmente. Con Watts, pude explorar e interpretar una personalidad que no creo que necesariamente habría tenido la oportunidad de hacer".

 

EL REPARTO:

 

Una mirada al pasado, una mirada al futuro

 

Joy puede entrar fácilmente y describir con agudeza su proceso: "Siempre que escribo, me enamoro de mis personajes, ya sean villanos o héroes, y no importa de qué género sean o lo grandes que sean o los defectos que tengan, siempre hay un poco de mí en ellos. Creo que esa es la única manera de escribir con verdad y ver algo más allá de esas líneas de expectativas, como que esta es una chica que debe escribirse así, o este es un héroe de acción que debe escribirse así. Todo el mundo tiene un alma, y todo el mundo contempla cuestiones similares... sólo que lo hacen de formas diferentes. Uno quiere ser noble, quiere experimentar el amor y la felicidad y quiere sobrevivir".

 

Nick Bannister es un distinguido veterano de guerra que se gana la vida ayudando a otros a revivir su pasado, pero su tendencia bondadosa a no cobrar a sus clientes dañados hace que no sea un gran negocio. Joy cree que sus experiencias le ponen al día con la cultura actual y le permiten explorar un aspecto de la vida a veces denostado. Afirma: "Nick habla en un momento de la cantidad de atardeceres que vio cuando estaba en la guerra y de cómo aprendió a apreciar cada uno de esos momentos, porque los combates empezaban justo después de que se pusiera el sol. Creo que a veces, cuando vives una experiencia extremadamente difícil, eso te da la capacidad de entregarte a la felicidad una vez que la encuentras. Hemos vivido en tiempos muy cínicos y al parecer, durante mucho tiempo, la seriedad ha estado un poco en desuso; no ha estado de moda. Pero el mundo está saliendo de una epidemia increíblemente traumática y ya no es necesario ese nivel de ironía. Tenemos una oportunidad para expresarnos e interactuar con este mundo y con los demás. Tal vez, en ese momento, no deberíamos dar las cosas por

 

sentadas y deberíamos ir en busca de las cosas que nos generen placer. Creo que es una lección que Bannister ha aprendido de verdad y quizá también nosotros".

 

La realizadora tomó una página de su propio libro a la hora de contactar con su pretendido protagonista, y lo "llamó en frío" con un correo electrónico, diciendo un poco sobre ella y sobre "Westworld". También, que “Reminiscencia” era su primer largometraje, que (hasta ese momento) sólo había dirigido un episodio de su serie y que no quería enviarle el guion hasta que pudieran conocerse. Joy dice: "Pero, como se trata de Hugh, dijo: 'De acuerdo, podemos reunirnos', ¡pero no le dije necesariamente que viajaría desde Los Ángeles a Nueva York para la reunión! Fue muy cálido y acogedor. Le mostré todas las obras de arte que ya habían sido diseñadas y le guié por ellas. Entendió lo más importante, lo que para mí habla de su falta de vanidad como actor: es alguien dispuesto a hacer lo que sea necesario para transmitir ciertos aspectos de su personaje. Lo que le dije fue: 'Crees que eres el héroe de esto y, en cierto modo, lo eres, pero no siempre y no del todo. No es una historia sencilla. No puedes ser simplemente un superhéroe'. Y le dejé el guion".

 

Jackman recuerda vívidamente la reunión: "Lo que me atrajo más allá de trabajar con Lisa, creo, fue una película que se sentía tan original. Creo que el público va cada vez más al cine para ver algo que no haya visto antes. Para sumergirse en un mundo que no conocen. Quieren hacer un viaje que no esperan, y eso es lo que se consigue con esto. Así que el mundo de la película era realmente emocionante, pero creo que era la originalidad y el hecho de que no tenía ni idea de hacia dónde iba la historia. Y justo cuando pensaba que lo había resuelto, me llevaba una gran sorpresa. La historia iba en zigzag y luego hacía un zag y tenía uno de los mejores finales que he leído en un guion desde hace mucho tiempo".

 

Jackman acogió con agrado la inmersión en aguas turbulentas, a veces oscuras, del personaje y dice: "Es un tipo solitario; un veterano, y está marcado. Tiene mucha oscuridad. Probablemente por eso está tan aislado, porque ha aprendido a sobrellevarlo así. Y con la máquina de la reminiscencia, estás manejando la memoria y la mente. Mi personaje es la persona que te lleva hasta ese recuerdo, para que no vayas por el camino equivocado o te desvíes hacia los lugares que no quieres ir. La mente, el cerebro, es un lugar muy confuso y potencialmente peligroso, así que mi personaje te lleva a donde tienes que ir de forma segura y te trae de vuelta".

 

Su papel de guía seguro, según Joy, quizás se deba a su experiencia de la reminiscencia como herramienta de guerra y de paz, a cómo le atormenta el hecho de que alguien pueda simplemente desaparecer, ser borrado de este mundo. Él y Watts, con sus tendencias analógicas (almacenando las sesiones/memorias en archivos tangibles en vez de digitales), pueden ser los únicos que poseen los últimos rastros terrenales de algunos de sus clientes. En cierto modo,

 

Bannister ya está preparado para aferrarse tenazmente a cualquiera que provoque ondas en su equilibrio y luego se desvanezca... Entrar en la enigmática Mae.

 

"Mae es un personaje complicado", amplía Joy. "Cuando miro las películas de cine negro, son famosas por las mujeres fatales. Tienes una mujer con un pasado, que ha torturado y tortura a otras personas, llena de traiciones y secretos. Quería jugar con esa idea. Hay montones de películas ‒y también trabajo con esto en 'Westworld'‒ en las que está la inocente y virginal chica buena y luego la traicionera y sexy zorra. Siempre existe esta dicotomía completa, nunca se encontrarán los dos, y no hace falta decir que es increíblemente reductivo y erróneo. Se puede ser cariñosa y sexy al mismo tiempo; se puede ser inteligente y a la vez dulce, pero estas ideas están tan arraigadas en nuestra sociedad que siempre es divertido jugar con ellas y a la vez subvertirlas. Así que la pregunta es: ¿quién es Mae? Y la respuesta es, un ser humano lleno de complejidades, no una santa, ni una pura pecadora. Para encontrarla, Bannister tiene que verla como todo eso. No puede existir una historia de amor en la que sólo se vean las partes buenas de alguien, las partes seductoras de alguien. Eso no es amor, es una especie de enamoramiento. Lo que empieza como un viaje de enamoramiento y obsesión se profundiza a medida que él la conoce".

 

Rebecca Ferguson disfrutó explorando todas las facetas otorgadas a Mae, así como el laberíntico mundo por el que se mueve: "Lisa Joy es un ser humano muy inteligente y creo que utiliza todos los instrumentos que tiene para crear su obra. Y no sé cómo funciona su mente. No sé cómo sabe cuándo tocar la maldita arpa o la flauta o el bajo o el chelo, pero a veces siento que no quiero cuestionarlo. Funciona. Y es imposible catalogar la película como ciencia ficción, o cualquier otra cosa. Tiene tantos niveles. Para mí, hay mucho drama y emoción en ella. Es un thriller. Es suspenso. Es de carácter. La parte de ciencia ficción es un mecanismo que nos lleva a diferentes espacios y áreas dramáticas. También hay una maravillosa atmósfera de cine negro, una sensación de cinematografía de la vieja escuela. Y este mundo, es esta belleza rota.

 

"Creo que siempre es interesante encontrar los aspectos rotos en cada personaje", continúa Ferguson. De lo contrario, sólo somos unidimensionales o bidimensionales. Pero con todo esto, lo que me encanta es que no tenemos que analizarlo todo en exceso. Este rico mundo es hermoso, perfecto o roto; está en el ojo del que mira. Al igual que a menudo ocurre con Mae, que se define por la visión que alguien tiene de ella. Se trata de encontrar el tono adecuado en cada momento".

 

Según Joy, "Rebecca irradia inteligencia como actriz. Hay algo en sus ojos que permite ver la dureza y la inteligencia que posee la propia Rebecca, y eso me encantó para este personaje. Me encantaba que siempre supiéramos que había algo más en la mente de Mae,

 

porque siempre hay algo en la mente de Rebecca. Cuando hablamos por primera vez del papel, enseguida congeniamos como seres humanos, como mujeres, como personas, como artistas. Serás la mujer fatal con el vestido sexy, pero serás mucho más que eso". Recorre todas las permutaciones de lo que puede ser un personaje mientras intentamos desentrañar sus capas y su pasado, para llegar al corazón de lo que es. Rebecca es capaz de poner en tela de juicio las nociones de una mujer fatal tradicional, apareciendo primero como eso y luego, con el tiempo, revelando que es mucho, mucho más".

 

Ese intrincado baile entre intérprete y personaje se hizo más robusto, tal vez, al estar construido sobre una sólida base de confianza artística forjada a lo largo del tiempo entre Jackman y Ferguson, habiendo sido pareja anteriormente en "The Greatest Showman".

 

Según Ferguson: "Hubo una amistad instantánea, una conexión y una simplicidad con Hugh. Nada incómodo. Límites automáticos. Encontrar ese espacio en el que te puedes mover sin necesidad de palabras... tal libertad. Para Mae, quería ir a esos momentos rotos, a esos matices, a esas grietas. No hay otra persona con la que pueda sentirme tan cómoda. Para mí, se trata de esa seguridad. Con Hugh hay una generosidad natural, amabilidad y diversión. Podía decirle: 'Voy a probar algo; nadie más lo sabe'. Y él simplemente respondía: 'Ya veré lo que haces'. Éramos como dos hermanos jugando en la arena".

 

Jackman añade: "Rebecca es una de las actrices más talentosas que existen. Y te atrae sin esfuerzo. Hay un misterio en Mae. Obviamente, hay una sensualidad y una cualidad mercurial en ella. Tiene un borde duro, pero hay esta vulnerabilidad que ella revela gradualmente a través de la historia, pero nunca revelando realmente ese misterio. Y es completamente atractiva para Nick Bannister; es totalmente atractiva para Hugh Jackman; y creo que será totalmente atractiva para todo el público".

 

Este tipo de relaciones galvanizadas están presentes en todos los realizadores y en el reparto de “Reminiscencia”. Joy recuerda uno de sus primeros encuentros con Thandiwe Newton para hablar de su posible participación en la nueva serie de HBO, "Westworld". Joy detalla: "Conocí a Thandiwe literalmente por FaceTime y ambas estábamos amamantando a nuestros hijos. No hay nada más real que eso. La respeto mucho como artista, como defensora y como amiga. Es una mujer hermosa y viva ‒cuando camina por la calle, tan delicada y equilibrada, nunca te imaginarías que es la estrella de acción más dura y pateadora de traseros que existe. Quizá mida 1,65 metros y no importa. Yo apostaría por ella en una pelea por encima de cualquiera, porque es capaz de aunar esa dureza, ese temple, es madre, es defensora. Es una mujer dura, pero es dura con corazón, y eso es exactamente lo que Watts necesitaba ser. Con

 

ella, comprendo el anhelo del personaje, su miedo, su férrea lealtad, su desgarro y su resistencia".

 

Thandiwe Newton añade: "Lo que me encanta de Lisa es que se proyecta hacia el futuro, no lo ve como un fin aislado. Piensa en el flujo que se produce antes de que "el futuro" se haga realidad, en los cambios que se dan, como si estuviéramos evolucionando o involucionando. Ese lugar de cambio, los dolores del crecimiento de la humanidad, la realidad física que nos rodea... es un lugar realmente rico. Lisa es muy capaz e intelectual, pero también es una empática increíble con un gran corazón. Su preocupación por los más inocentes, los más naturales, está tan en desacuerdo con la realidad tecnológica y la ciencia ficción. Y sí, coloca a sus personajes en este entorno tan frío -o en este caso, mortalmente caliente- y difícil. Crea historias que nos permiten pensar en nuestro futuro y realmente cuestionarnos si vale la pena perder nuestra humanidad para llegar a él".

 

Al igual que Bannister, Watts lleva consigo el alma atribulada y dañada de un veterano y continúa su existencia de posguerra casi en paralelo con sus días de soldado, al servicio de su compañero de confianza. Newton dice: "Tenían una gran amistad platónica en el ejército. Creo que se nos ocurrió la idea de que Nick se mantuviera al tanto de Watts, aunque ella puede sostenerse por sí misma sin lugar a dudas". Como consecuencia de su pasado, Watts es adicta al alcohol y huye metafóricamente del dolor. Su único amigo es su empleador. Creo que una de las cosas que la película hace maravillosamente es servir de recordatorio de que, por mucho dolor que hayas sufrido, hay un camino de regreso. Ciertamente, en mi vida, en las conversaciones que he tenido con Lisa, estos son mensajes importantes de un humano a otro, para poder expresar el dolor, la dificultad de la vida. Pero también, contar estas historias de supervivencia, en las que alguien ha convertido el dolor en poder, sin rendirse. Eso es lo que creo que realmente está detrás de la amistad de Watts y Bannister".

 

El oficial de policía Cyrus Boothe, para quien el dolor es tanto un motivador como un amigo, saca provecho de los desfavorecidos. Boothe está metido en el bolsillo de Saint Joe, una de las principales figuras en la distribución y venta de baca, el principal opiáceo de las masas mundiales actuales. Cliff Curtis interpreta a Boothe y Daniel Wu a Saint Joe.

 

Joy afirma: "Cliff Curtis es tan camaleónico y se compromete tanto con cada personaje que interpreta. Supe que quería que Boothe tuviera profundidad, que tuviera una cualidad casi trágica, aunque su crueldad sea imperdonable. Hay un momento en el que casi puedes entender cómo surgió esa crueldad en un mundo tan roto, en un mundo en el que, como él lo describe, "estás más allá del bien y del mal, cuando todo el mundo se está ahogando". Cuando es una cuestión de vida o muerte, ¿qué es realmente la moral? ¿Es sólo una voluntad de sobrevivir si

 

esa voluntad de sobrevivir te lleva a hacer cosas crueles? Y yo sabía que Cliff podía aportar todos esos matices a este personaje y hacer de él mucho más que un simple criminal, un asesino".

 

Por su parte, Cliff Curtis admite: "Quería encontrar algo de poesía en ella, porque hay toda una sección escrita por Lisa que está bellamente compuesta, profundamente filosófica y conmovedora desde el punto de vista de mi personaje. Es como la poesía slam y fue muy emocionante intentar encontrar mi camino en ella. Creo que hay muchos sabores diferentes de villanos. Algunos disfrutan con lo que hacen de forma sádica y Cyrus Booth es realmente eso. Creo que ha encontrado su lugar en la sociedad y se siente poderoso cuando hace lo que hace, porque puede servir a gente poderosa. Ellos le recompensan, y entonces él consigue sentirse poderoso, quitándole poder y opciones a los demás. No tengo que entender todo sobre él. Pero entiendo lo suficiente, una interpretación de quién es, a partir de la arquitectura que Lisa le proporcionó".

 

"Para Saint Joe", señala Joy, "no tenía ninguna idea preconcebida sobre a quién daría el papel de villano o cómo sería. Pero cuando vi el trabajo de Daniel Wu, supe que quería colaborar con él. Tiene mucho talento, es muy versátil y magnético, así que lo contraté. Me abrió niveles del personaje a los que no había accedido antes. Abrió muchas vías en el guion que no había previsto. Me di cuenta de que era una oportunidad para explorar de nuevo el tema de la moralidad, el tema de los pecados acumulados y las zonas grises de lo que significa la criminalidad y el heroísmo en un mundo afectado".

 

Daniel Wu había estado esperando el papel adecuado cuando Joy se puso en contacto con él. "Me había tomado unos nueve meses de descanso, esperando un buen guion", recuerda. "Y estaba llegando al punto de, bueno, no sale nada. Entonces, recibí una llamada de Lisa y me envió el guion; me alegré mucho de haber esperado. Nunca había interpretado a un personaje tan lleno de capas. Es decir, es un gángster, un malvado, pero al mismo tiempo es vulnerable porque le han arrancado el corazón. Es un producto dañado, pero también es un malvado, así que es un personaje muy interesante, que nunca había tenido la oportunidad de interpretar".

 

Joy y su equipo de “Reminiscencia” completaron el reparto con una variada lista de actores consumados, varios colaboradores anteriores, entre ellos: Marina de Tavira como Tamara, Mojean Aria como Sebastian y Brett Cullen como Walter, respectivamente la figura materna, el vástago y el padre de la acaudalada dinastía de barones de la tierra, los Sylvan; Natalie Martínez como la súper dura fiscal de Miami, Avery Castillo; y Angela Sarafyan como la frágil Elsa Carine.

 

DISEÑO:

 

Oscuridad incluso en la luz

 

Para ayudar a construir las complejidades visuales y auditivas de los entornos de “Reminiscencia”, Joy recurrió a sus colegas de confianza de " Westworld ", como el director de fotografía Paul Cameron, el diseñador de producción Howard Cummings, el editor Mark Yoshikawa y el compositor Ramin Djawadi, junto con una nueva colaboradora, la diseñadora de vestuario Jennifer Starzyk.

 

"Howard está acostumbrado a que acudamos a él con tareas imposibles y a hacer realidad lo imposible de alguna manera; ése es su superpoder", comenta Joy. "Acudí a él y le dije: 'Tenemos que inundar Miami, sobre todo en Nueva Orleans', y él se rió y dijo: 'Vale, inundaré Miami por ti'. Con la increíble ayuda de nuestro equipo de efectos especiales, bajo la dirección de Peter Chesney, pusimos una ciudad hundida dentro de un parque temático en ruinas. Pero hay que tener mucho cuidado con el agua, y hay que ser paciente y organizado, y felizmente Brian Machleit, mi coordinador de acrobacias, fue meticuloso a la hora de preparar al equipo, haciendo que todo el mundo se sintiera seguro, entendiendo estéticamente lo que yo quería y ayudando a contar esa historia".

 

"El rodaje fue una locura, con todos nosotros en vadeadores, persiguiendo barcos, pero fue muy divertido y las escenas son exactamente como las imaginé", continúa. "Tengo que dar las gracias a mis actores y a Brian y Howard por crear el mundo y a mi increíble equipo por rodar bajo el agua de esa manera. Creo que tiene su gracia no hacer todo en CGI, tener un mundo con el que puedes interactuar y la magia de dar vida a un lugar."

 

Cummings responde: "Lisa tenía grandes imágenes que llevaba tiempo elaborando. En 'Westworld', utilizamos una especie de tres colores -gris, blanco y negro- y cuatro, con el rojo para la sangre. Esta era una oportunidad para explorar, con Miami, las luces de neón, el agua brillante, el estado de ánimo. Utilizando un parque de atracciones de Nueva Orleans ya desaparecido, llamado Jazzland, todo estaba cubierto de maleza; la belleza decadente era muy buena para dejarla pasar. Lisa también desarrolló esta idea de que, a medida que el agua invade las estructuras, la gente se mueve más arriba en lugar de abandonarlas. Entonces se trata de cómo llevar a la gente al otro lado de la calle, excepto en barcos. ¿Hay puentes? La gente vive en los tejados: ¿hay lugares para cultivar cosas? ¿Cómo consiguen energía, paneles solares?

 

¿Cómo se podría instalar la electricidad en toda esta agua? Con mucha investigación, pudimos

 

elegir cosas que quizás estuvieran basadas en la ciencia y la realidad, pero también inventar cosas para nuestra historia".

 

Joy y Cummings trataron de crear una sensación de calidez en el interior del negocio de Nick y Watts, Bannister & Associates, desechando la habitual paleta de "ciencia ficción" de azules y blancos fríos en favor de la calidez de naranjas y ámbares, y la energía táctil de la madera antigua. Si bien las discusiones iniciales se centraron en los elementos arquitectónicos del estilo Art Deco, se encontró un banco en el antiguo distrito financiero de Miami con estética de los años 20 que se "transportó" a la esquina de Gravier Street y St. Charles Avenue en el Barrio Francés, con fachadas creadas empleando más Deco en el exterior.

 

Para la guarida de Saint Joe, la producción buscó inicialmente ubicaciones históricas dentro del Barrio, incluido el Preservation Hall, pero acabó en Algiers Point, en la orilla oeste del río Misisipi, frente al Barrio. En el interior de un antiguo bar, que anteriormente había funcionado como un almacén de artículos generales, los equipos reforzaron la estructura, pero dejaron intacto gran parte del entorno. Según Cummings: "Joe's tiene un local en el piso de arriba, y esta estructura estaba medio derruida, y en lugar de gastar en rehacerla de alguna manera, colocamos las piezas -un poco de rococó, muebles y cuadros- dentro de este espacio destruido. A veces, cuando llegas a un lugar, éste te informa. El banco para Bannister era más o menos como lo quería en mi cabeza. Pero el Saint Joe's fue un regalo, porque entré y pensé: 'No se me había ocurrido esto... Esto es mejor'".

 

Para el Coconut Club, donde Bannister se encuentra con Mae en su trabajo como chanteuse, Cummings y el equipo aterrizaron en una antigua casa de burlesque y actual local de música en el Barrio Francés. Según Cummings, "Lo que más me gusta es este camerino flaco y desordenado que hay detrás del escenario, todo rojo y negro, y nos las arreglamos para meter una cámara allí. Es un buen escenario para que Mae se convierta en alguien que necesita ser rescatada. Salimos del club y entramos en el hermoso paisaje azul de Miami, donde comienza el romance".

 

Para crear el mercado flotante al estilo asiático, se fortificaron los muelles del parque de atracciones y se extendieron hacia los pantanos, lo que dio como resultado un lugar que, según Lisa Joy, "era lo que la gente tendría que hacer para adaptarse: llevar sus productos a los muelles, barcazas y embarcaciones planas". Los departamentos de jardinería y de manejo de animales se mantuvieron ocupados, ya que hubo que despejar gran parte de la vegetación excesiva; se capturaron y reubicaron compasivamente caimanes, jabalíes y serpientes. Cummings bromea: "Una vez reubicados los animales, no tenían interés en volver".

 

Mientras se levantaban los imperios -bueno, se creaban un Miami y una Nueva Orleans casi futuros-, Joy y el director de fotografía Paul Cameron se reunieron para diseñar un aspecto para la película que ampliara las realidades que desafiaban las expectativas del guion. Cameron afirma: "Lo que me gusta de ‘Reminiscencia’ es que es una especie de thriller romántico futurista analógico. Era importante para Lisa, Howard y para mí no tener esa sensación futurista distópica. Hay algo en Miami, incluso parcialmente hundido, bajo el agua, que sigue siendo romántico. Los vientos alisios que soplan. Lisa se enamoró de esta hermosa torre individual, que es una antigua torre de inmigración cerca del estadio del centro. Usamos su parte superior para esta escena romántica entre Hugh y Rebecca, en la que él le cuenta el mito de Orfeo y Eurídice. Siempre se trató de transmitir el romance por encima de la distopía".

 

La inclusión del mito griego fue otra forma en la que Joy rompe subrepticiamente las expectativas. Joy explica: "La gente tiende a definir el valor de una relación por cómo terminó, o si terminó. Eso hace que el momento más reciente sea el más legítimo. En una película sobre la memoria y el tiempo, quería cuestionar esa noción, porque todos los finales son tristes, especialmente si la historia era feliz. Si el final es el destino, nunca iríamos a ninguna parte, porque termina tristemente.

 

"Hay muchas interpretaciones poéticas de por qué Orfeo decide mirar atrás, pero al hacerlo, Eurídice se desvanece y se pierde para siempre", continúa Joy. "El mito funciona a muchos niveles. Si el mito terminara en la mitad -si la historia de muchas relaciones terminara en la mitad- sería una historia feliz. ¿Por qué miramos hacia atrás? La nostalgia es un sentimiento agridulce, hermoso en el recuerdo, pero doloroso porque, sea lo que sea, se ha ido. La crueldad del tiempo es que acabas perdiendo gente. Tal vez, a veces hay que perder a alguien para seguir adelante. En un momento dado, ya no puedes mirar hacia atrás y aun así avanzar en la vida".

 

Para la diseñadora de vestuario Jennifer Starzyk, la inclusión de los elementos del cine negro nunca pretendió desvirtuar el marco temporal de la historia. Comenta: "No queríamos estar en una película antigua; no estamos rehaciendo algo que está en el pasado. Son sólo pequeños guiños a cosas que son clásicas. También estamos en un entorno duro, peligrosamente caluroso y húmedo, a lo largo de una costa que se está hundiendo. No es la cultura de los barcos, sino más bien un equipo de supervivencia. La mayoría de la historia tiene que adaptarse a un entorno que está cambiando. Y esto contrasta mucho con los ricos, que viven en las tierras secas, y son completamente ajenos a todo lo que no está en su burbuja".

 

Para el Bannister de Jackman, Starzyk construyó un vestuario sencillo con algunas piezas versátiles, con un par de elementos añadidos para la época en que él y Mae están juntos, porque

 

su pasado militar, con cortes utilitarios de lino en su mayoría, piezas desteñidas por el sol, camisetas y pantalones de sastrería masculina. Booth es un ejemplo de caída en desgracia, conservando los chalecos de sus primeros días de traje de poder de oficina, ahora mucho más desaliñado, luciendo una sudadera con capucha para disimular sus cicatrices. En el caso de Saint Joe, se trata de la ostentación de los bajos fondos, con un traje de terciopelo verde y, para su gran enfrentamiento, una túnica fluida adornada con criaturas marinas.

 

Pero en el caso de Mae, de Ferguson, su aspecto variaba con cada versión de su personaje, al estilo de Rashomon. De nuevo, Starzyk: "Tenemos a Mae, la seductora; el tejido fue la clave, utilizando sedas y otras que tienen luminosidad. Hay pequeñas y divertidas referencias a Lauren Bacall, y como Mae es una artista de club en Miami, incluso metí un poco de J-Lo. Luego, la vemos en otras épocas de su vida, no todas estupendas. En total, hay unos 20 looks para el personaje de Rebecca".

 

¿Querés enterarte de las noticias MÁS DESTACADAS?

Uno o más campos están vacios