24 de Junio de 2021
19°
24HS NOTICIAS

Muralistas de Sao Paulo quieren pintar la ciudad en Arte

Anteriormente eran acusados de vándalos los grafiteros y muralistas, ahora cuentan con el apoyo del gobierno para decorar de arte la ciudad.
POR 24HS NOTICIAS - 03 de Junio de 2021 19:09
Arte y Espectáculos El artista Eduardo Kobra crea un mural de graffiti en honor a las víctimas del coronavirus en una iglesia en la Zona Oeste de Sao Paulo. Fuente NY Times.
El artista Eduardo Kobra crea un mural de graffiti en honor a las víctimas del coronavirus en una iglesia en la Zona Oeste de Sao Paulo. Fuente NY Times.

Eduardo Kobra, artista urbano, comenzó su trabajo artístico pintando las paredes de São Paulo en las horas cercanas al amanecer con representaciones crudas de la vida urbana, pero siempre trabajaba rápido y estaba muy atento de las patrullas de la policía.

 

Por esa época, en Brasil no se podía ganar dinero como artista del graffiti y los riesgos abundaban. Los transeúntes solían insultarlo, la policía lo detuvo tres veces y acumuló docenas de citaciones por daños a la propiedad pública.

 

Kobra recuerda

 

Muchos artistas de ese periodo se cayeron de los edificios y murieron

 

Y hubo peleas muy violentas entre las bandas rivales de grafiteros

 

Pero eso es el pasado: muchas cosas han cambiado desde que Kobra llevó su arte a las calles de São Paulo hace dos décadas.

 

Ahora es un muralista aclamado internacionalmente, y São Paulo, la ciudad más grande de América Latina, ha llegado a impulsar, e incluso financia, el trabajo de artistas que las autoridades acosaron y difamaron en el pasado.

 

El resultado es un auge del arte que utiliza las paredes de los edificios, antes monótonos, como lienzos de gran tamaño. Las decenas de murales recién pintados han suavizado los bordes de una de las megaciudades más caóticas del mundo, salpicando destellos, poesía y comentarios agudos en su horizonte.

 

Esta forma de arte ha prosperado durante la pandemia, ya que los artistas encontraron consuelo e inspiración bajo el cielo abierto durante los meses en que las galerías, los museos y los espacios de actuación estaban cerrados.

 

Muchos de los murales que fueron pintados el año pasado abordan la crisis de salud que ocasionó la muerte de más de 440.000 personas en Brasil, y que profundizó la polarización política.

 

Kobra pintó un gran mural afuera de una iglesia que muestra a niños de diferentes religiones usando mascarillas. El artista Apolo Torres pintó un mural en honor a los repartidores que proveyeron de alimentos a la ciudad de 12 millones de personas cuando estaban en vigor las medidas de cuarentena.

 

Aunque los alcaldes recientes de São Paulo a veces han sido hostiles y ambivalentes con los artistas callejeros, el gobierno actual ha apoyado plenamente la realización de murales.

 

El año pasado, la oficina del alcalde lanzó una plataforma en línea llamada Street Art Museum 360, que cataloga y mapea más de 90 murales que pueden ser apreciados virtualmente por personas de todo el mundo o experimentados al recorrer la ciudad.

 

Es fácil dejarse cautivar por el mural de Mag Magrela, “I Resist”, que muestra a una mujer desnuda arrodillada, con las manos en una pose meditativa y la palabra “presente” garabateada en su pecho.

 

Suscribíte

Enterate de las noticias más destacadas.